10 oct. 2016

Guía de Viaje por la Costa Este de USA: 2 Días en Washington


Después de nuestros cansados y perfectos primeros días de viaje en Nueva York que os contamos en este post, partimos con nuestro coche de alquiler a Washington DC.
La primera vez que estuve en Nueva York no quise salir de la ciudad, sin embargo en esta segunda visita tenía uy claro que quería conocer la capital del país y casi oiríamos decir la capital del mundo.

El hotel lo había reservado algo antes con booking, como suele pasar en USA el alojamiento no salió especialmente barato y no incluía el desayuno, pero relación calidad precio fue de los mejores ya que la habitación era enorme y muy bien equipada y tenía piscina, algo importante porque veníamos de patear la gran manzana y me apetecía un par de días también de relax y disfrute, no olvidemos que estábamos en nuestra luna de miel ;)
Escribiré otro post cuando acabe la guía con todos nuestros hoteles.


Washington es una ciudad pequeña, con apenas 650.000 habitantes, más pequeña que Sevilla. Y cuando llegas es la sensación que te da, entras a la ciudad desde la autovía a una gran avenida y a los 10 minutos ya estás plantado en el centro. Llegamos por la noche y vimos el Capitolio iluminado, y el Obelisco y lo que nos pareció mucho parque. Nos dirigimos al parking del hotel y tras instalarnos salimos a dar una pequeña vuelta y a cenar. La zona del centro es bonita, hay muchos bares de copas ambientados y mucha gente joven, restaurantes con mucho encanto de casi todo lo que puedas imaginar y no tiene grandes rascacielos.
Cenamos en el mejor tailandés que he probado en mi vida, donde nos atendieron muy bien y muy cerca del hotel.
Nos fuimos a descansar porque estábamos muertos de la ruta desde Nueva York y pretendíamos patear bien al día siguiente.



El sexto día de viaje pusimos rumbo a la Casa Blanca tras desayunar en una crepería que encontramos por el camino, no fue barata pero tenían crepes salados y dulces y chocolate caliente riquísimo! Ya sabemos lo importante que es desayunar bien antes de empezar a hacer turismo!
La Casa Blanca es muy pequeña, mucho más de lo que os imagináis, está rodeada por un enorme jardín, una reja negra y muchas vallas y policías armados. No hay papeleras (por lo que ion pueda meter dentro y hacerlo explotar, ya conocéis la paranoia) y si hay mucha gente haciéndose fotos y grabando. Me pareció curioso pero nada más.


Si andas cinco minutos más llegas al Memorial Park o National Mall, la zona principal y más visitada de la ciudad. Un enorme (y creedme, es muy grande) parque donde podemos ver los diferentes monumentos a los presidentes más destacados de la historia de Estados Unidos, algunos mandatarios importantes o los monumentos a las guerras de Vietnam y Korea entre otras.
El sitio es agradable y paradójicamente se respira mucha paz en el parque, hay gente corriendo o haciendo otro tipo de ejercicio, gente paseando, tomándose un café en un banco o charlando. Y mucho turista, pero sobretodo turista nacional, los estadounidenses son super patrióticos como bien sabéis y viajan mucho al corazón del país a ver y honrar a los caídos y tal.

Visitamos en este orden el Monumento a la Segunda Guerra Mundial, el Monumento a los caídos de la guerra de Korea, el de la guerra de Vietnam y el Lincolm Memorial,  yo tenía especialmente muchas ganas de conocer este y me impresionó muchísimo. Había bastante gente pero aun así la obra consigue lo que se propone, imponer respeto.  Seguimos por el gran parque lleno de fuentes y grandes lagos hacía el monumento a Martin Luther King, que no me gustó mucho porque desentona mucho con el lugar aunque es bastante original, tras éste llegamos al de Roosevelt, Thomas Jefferson (también muy impresionante), el parque aunque te llevas horas andándolo es muy agradable, lleno de ardillas y como digo se respira mucha paz.

Cruzamos de nuevo el puente hacía el otro lado del parque y vimos el gran Obelisco, que en realidad es un monumento en honor a Washington. Y desde este lado así como desde el monumento a Liconl disfrutamos de la visual con el gran estanque, que podréis recordar bien de la peli Forrest Gump entre otras ;)

El otro lado del parque está rodeado de edificios del complejo Smithsonian Institute, museos del Aire y del Espacio (que visitamos), de la historia americana, historia natural, de arte e industrias y así podría estar hasta mañana ya que hay 19 museos y 9 centros de investigación entre otros como el centro de visitantes.
Según tus prioridades merece la pena visitarlos, son completamente gratuitos y alucinantes. El del arte y el espacio es un must y el de historia americana es mu variado, desde los zapatos de Dorothy en el Mago de Oz hasta la primera bandera americana con estrellas y barras.
¡Todo un centro de conocimiento al alcance de cualquiera y gratis!

Cuando eran cerca de las 4 estábamos llegando al Capitolio, que cierra imponente el National Mall y que aunque es muy bonito desgraciadamente estaba lleno de andamios.
Estábamos muertos y hambrientos, si hay algo bueno en Estados Unidos es que las cocinas abren bien temprano por la mañana y se llevan abiertas todo el día, así que nos fuimos a comer cerca del hotel a una franquicia de bocadillos llamada John and Johnny's que nos sentó de maravilla.
¡Después nos fuimos a la piscina del hotel a disfrutar del descanso, del buen tiempo y de nuestro amor!

El día siguiente lo dedicamos a pasear por el resto de la ciudad, no nos apetecía madrugar y dimos un par de paseos antes de partir hacía nuevos destinos: Nos esperaba el estado de Virginia!
Publicar un comentario