12 nov. 2012

Prípiat, la ciudad fantasma

Cartel de bienvenida a Prípiat
Esta ciudad, ubicada a pocos kilómetros de la central nuclear de Chernóbil (Ucrania) fue fundada en 1970 con el objeto de que las familias de los trabajadores de la central pudiesen vivir allí cómodamente y cerca de su puesto de trabajo. Para la construcción de la ciudad se contó con arquitectos progresistas que visualizaron una ciudad de futuro y con grandes expectativas en cuanto a turismo. Las primeras vías urbanas se llamaron Avenida de los Entusiastas y la calle de la Amistad de los Pueblos (si, suena raro, raro). Gracias al buen clima y la popularidad que fue adquiriendo la nueva urbe, 16 años después de su fundación la ciudad contaba con más de 49.000 habitantes, pretendiendo ser una de las ciudades más bonitas de la antigua URSS.

Piscina municipal

A finales de 1985, la ciudad disponía de un centro cultural, una librería, un cine, un hotel, una escuela de arte con una sala de conciertos, instituciones médicas, escuelas de formación profesional, una escuela técnica de ingeniería, comedores, cafeterías, tiendas y más de diez guarderías. Los índices de criminalidad eran inexistentes. Además, el gobierno municipal tenía en marcha planes de expansión y mejora, que incluían la construcción de una torre de televisión, un hotel, dos centros comerciales, pabellones deportivos, cines y un palacio de la cultura.


El 26 de Abril de 1986 saltó la alarma debido a una explosión producida por un accidente en la central nuclear de Chernóbil, dos días después de la tragedia las más de 40.000 personas que residían en Pripyat fueron evacuadas en menos de tres horas. Los animales y el ganado debieron ser sacrificados para evitar alteraciones  genéticas.
La ciudad quedó literalmente suspendida, aún podemos ver símbolos comunistas, en la casa de voto todavía están las urnas y los carteles que se mostrarían el 1 de mayo, al igual que la montaña rusa oxidada, que iba a inaugurarse ese mismo día. Sobre el edificio de gobierno, aún están los escudos de la URSS y de la República Socialista Soviética de Ucrania.

En la actualidad, esta ciudad carece de habitantes, sólo es frecuentada por los científicos que estudian el área e investigadores y fuerzas de seguridad que custodian la zona, ya que, está penado con prisión el acceso sin autorización, tan solo algunos turistas pueden pasar a ojear la zona con permisos especiales. Sus calles están completamente vacías aunque la mayoría de sus edificios siguen en pié, en la mayoría de ellos ha crecido vegetación, matojos y árboles en techos de edificios, huelga decir que esta vegetación nacida post desastre está contaminada por la radiación de la central.

Se estima, que la zona no podrá volver a ser habitable hasta pasados varios siglos por la concentración de elementos radioactivos y que la radiación total no desaparecerá hasta dentro de 24 milenios (lo que se cree que tarda el plutonio en extinguirse), lo que hace muy improbable una vida "normal" en esta ciudad fantasma.
Pese a esta situación, hay quienes han regresado a sus antiguas casas y que, haciendo caso omiso de los peligros en la zona, han vuelto a cultivar el suelo. Prípiat una vez abandonada por el ser humano ha sido vícitma de vandalismo y fuertemente colonizada por animales salvajes,  sirviendo de refugio a los mismos, siendo posible encontrarse con manadas de lobos instaladas en la ciudad.

Interior de una casa de Prípiat
Interior de la Piscina Municipal en la actualidad







11 nov. 2012

La Bella Susona

Sucedió en Sevilla allá por el 1391, los judíos sevillanos, tras las persecuciones de las que eran objeto con frecuencia habían obtenido protección de la Autoridad Real, pero aunque vivían con ciertas garantías no se sentían seguros ya que sufrian vejaciones a menudo. Esto despertó en ellos un rencor que pronto se convertiría en conspiración para sublevarse contra los cristianos.

Un judío poderoso, Diego Susón, era uno de los conspiradores, se comenzaron a hacer en su casa reuniones de lo que sería la gran sublevación judía. Diego tenía una hija conocida por su belleza como "la hermosa hembra", Susona se dejaba cortejar, a espaldas de su padre, por un poderoso caballero cristiano.

Una de las noches que Susona esperaba a que acabara una de las reuniones de su padre para poder escabullirse con su amante escuchó la conspiración de los judíos. Angustiada Susona corrió por la judería hasta la calle Mateos Gago a contarle a su amante que una de las primeras muertes que se pretendían perpetrar era la suya, ya que era uno de los principales caballeros de Sevilla.

Imediatamente el caballero acudió a casa del Asistente de la Ciudad, Don Diego de Merlo y le contó lo referido por Susona. Don Diego de Merlo con sus mejores alguaciles fue casa por casa de los conspiradores y antes de que acabara la noche todos estaban arrestados. Todos ellos fueron condenados a muerte y ahorcados en Tablada.

El mismo día de la muerte de su padre, Susona, atormentada por la traición cometida a su progenitor, fue a la Catedral pidiendo confesión, Reginaldo Romero, el obispo le dio la absolución y le aconsejó retirarse a un convento donde permaneció varios años hasta que decidió volver a a su casa donde llevó una vida ejemplar.


Cuando Susona murió abrieron su testamento encontrando una cláusula que decia así: "...Y para que sirva de ejemplo a las jóvenes y en testimonio de mi desdicha, mando que cuando haya muerto se me separe la cabeza del cuerpo y la pongan sujeta a un clavo sobre la puerta de mi casa, y quede allí por siempre jamás"
Se cumplió lo mandado en el testamento y la cabeza de Susona fue puesta sobre el dintel de la puerta de su casa, que era la primera de la calle de la antigua Calle de la Muerte (llamada así por la calavera), hoy calle Susona. La cabeza de la bella Susona permaneció allí hasta mediados del siglo XVII.

Esta leyenda es un hecho histórico y se conocen los nombres de los participantes en la conspiración así como frases de éstos. 
Así es como vivió y murió Susona, que sacrificó a su padre por un amor que nunca llegó a disfrutar debido a sus remordimientos.

Las fuentes aquí y aquí.

[RedHATModa] Hasta el complemento siempre: Estilo o muerte.

Durante mucho tiempo la moda ha sido algo exclusivo para mujeres. De hecho, si algún varón se atrevía a adentrarse dentro de este universo, siempre se le tomaba por afeminado u homosexual. Pero eso es totalmente falso. Si eres hombre y te gusta vestir bien, este es tu sitio.

Después de esta breve introducción-declaración de intenciones-nos metemos de lleno en el análisis del día de hoy; los complementos.

Antes de empezar, creo que debería quedar clara la definición de complemento. Así que, según la RAE, ahí os la dejo: 

8. m. pl. Accesorios de la indumentaria femenina o masculina.

Bien, una vez hechas las presentaciones con nuestros amigos los complementos, nos sumergimos de lleno en ellos. Empezaremos por la cabeza e iremos bajando hasta llegar a la cintura. Espero que nadie se pierda por el camino.



Cabeza
Los sombreros están muy de moda. Los hay de todo tipo de colores y estampados, pero hay que tener en cuenta que no todo vale. El atrevimiento de algunos roza el ridículo, así que cuidado con lo que escogéis. También han vuelto a nuestras calles las boinas. Sí, esas que tu tío el del pueblo lleva usando toda la vida, se han convertido en un complemento que no puede faltar en el armario de todo hipster. Las gorras, esas abominaciones que tanto gustan a los famosos, nunca nos van a dejar tranquilos. Si la que has escogido es de un color chillón, con el logotipo de la marca en grande y te la pones a la altura de la raíz del pelo, sal de aquí ahora mismo. 



Cuello
Las bufandas siempre son el complemento magnífico para cualquier ocasión. Abrigan, dan color y distinguen a quien la lleva. Si sabes escoger una buena bufanda, has ganado mucho. Otro complemento que no debe faltar en tu armario son los pañuelos. Da igual el material del que lo elijas si sabes cómo combinarlo, aprovecha que suelen ser bastante baratos en comparación a lo que visten. Por último mencionar las corbatas, esas grandes olvidadas. Dan glamour a cualquier persona que se la ponga y si te gusta atreverte con algo más arriesgado, prueba con una pajarita.



Torso
Puedes decorar tus chaquetas y abrigos con un toque colorido. Pañuelos y broches que puedes colocar en el bolsillo superior o en el ojal. Aún está poco avanzado en nuestro país, pero poco a poco iremos encontrando más opciones.



Cintura
El cinturón ha pasado a ser una prenda imprescindible, estés o no estés gordo. Cuando hablamos de moda nos referimos a un cinturón de calidad, no a una hortera trenza con los colores de la bandera de tu país. No, no hace falta que tu hebilla sea la más grande del barrio, lo único que demuestra es el mal gusto que tienes a la hora de vestir.

Esto ha sido un breve repaso a los complementos. Prometemos tener una sección detallada para cada uno de ellos.

Todo el mundo puede vestir bien, hasta los hombres.

Sígueme en @RedHatChili